CAPITALISMO SÍ. MERCANTILISMO NO.

El modelo energético actual NO es el de libre mercado que se requiere en el modelo capitalista libertario. Es un modelo inspirado en el socialismo, en la centralización de la energía en pocas manos empezando por el Estado.

 

 

 Las telecomunicaciones en Europa NO operan en un mercado de libertad sino todo lo contrario, dependen del beneplácito estatal para recibir licencia bajo al manida excusa de controlar y evitar abusos cuando es justamente lo que se favorece centralizando un mercado en manos de unos pocos.  El mejor control y el más eficiente siempre es el voto diario de los clientes que decidimos seguir comprando las telecomunicaciones a una empresa o a otra en regimen de libre competencia no como ahora.

Share

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Protected by WP Anti Spam