A quienes llaman utópicas las propuestas libertarias del P-LIB

Mercado labora libre vs Mercado Laboral intervenido

Baste con decir que viví en mis propias carnes la aplicación de algunas de las delirantes y totalitarias propuestas de Podemos como resultado de la dictadura comunista de Ceausescu. Y también llevo viviendo la aplicación de las medidas del supuesto Estado del Bienestar, o sea del mercantilismo o HiperEstado actual en Occidente como también he podido disfrutar por algunos años de los resultados de la aplicación de un mayor grado de libre mercado en otros países sin socialdemocracia. Creo pues que tengo un cuadro bastante completo en la cabeza de hacia dónde llevan las medidas que proponen los de Podemos, hacia dónde nos llevan las medidas socialdemócratas que llevamos sobre nuestras espaldas desde hace tres décadas en España y las medidas de mayor libertad en todos los ámbitos, el económico incluido pues este artículo respuesta tiene como objetivo responder a los incrédulos cuando no engreídos estado adictos que menosprecian a la persona y se creen con derecho de poseernos y decidir sobre el resto, sobre todos los aspectos de nuestras vidas y empresas “democráticamente”, eso sí…

Si son utópicas las propuestas del P-LIB, entonces por qué allí donde se aplican sitúan a esas sociedades en la cúspide de los índices de libertad económica, bienestar y prosperidad en oposición a las propuestas de Podemos que allí donde se aplicaron en el pasado -en dictaduras lógicamente pues el nivel de represión física y política para ponerlas en marcha requiere mucha opresión al ciudadano que lógicamente se resiste a que le nacionalicen hasta la camisa y el trozo de pan de todos los días- y se aplican hoy: Venezuela, Corea del Norte, Cuba, las sociedades viven en la más absoluta miseria y escasez además de inseguridad física, laboral y por supuesto jurídica. Vean dónde se ubican los países que aplican las propuestas de Podemos y vean las causas de la actual crisis que los economistas de Podemos pretender volver a recrear -burbuja crediticia “el crédito es un derecho”; desempleo juvenil a tope “aumento del SMI” encareciendo tanto la contratación que ninguna empresa, ni la más solvente se arriesgará a comerse con patatas trabajadores jóvenes sin experiencia que le cuestan desde el primer día un ojo de la cara y lo más probable tarden año en llegar a igualar su coste empresarial con el valor que aporta en la empresa con su trabajo, y ni hablar de generar beneficio-.

Pueden consultar aquí la tabla comparativa de medidas propuestas por Podemos versus las medidas propuestas por el P-LIB

Dicen algunos que si eliminamos el SMI como piden los capitalistas libertarios del P-LIB, llegará la ruina laboral y la explotación del trabajador aumentará. Sin ir más lejos, podríamos echar mano de Internet para descubrir que… SORPRESA, en Europa hay una serie de países que NO tienen SMI, señoras y señores y que gracias a ello, cuentan con tasas de paro que ya podríamos hacer nosotros aquí en España el pino puente con las medidas intervencionistas que de nada serviría para acercarnos siquiera de los codiciados niveles que estos países tienen. La única vez cuando se consiguió, pero ni por asomo de forma sostenida, fue durante la época de la burbuja. Pero como ven, no es necesario gastar… como cosacos para disfrutar realmente de unas condiciones laborales decentes, sólo hace falta libertad económica y nada de SMI. Vean, vean:

Suiza: el sueldo medio ronda los 4.500 euros al mes y el paro apenas ronda el 3,2%; Noruega: 3.644 euros al mes y 3,7% de paro; Dinamarca: 3.572 euros y tasa del 7%; Finlandia: 2.459 euros, 8,2%; Alemania: 2.421 al mes y 5,4% de desempleo; Suecia: 2.382 euros y 8,4%; Austria: 2.056 euros y 4,9%; Islandia, 2.000 euros al mes y 5,6%; Italia, 1.898 euros y 12%;

Sigamos pues. La actual crisis se debe a demasiada libertad del sector financiero y bancario, hay que regular más todavía. Los Estados dejaron libertad a los agentes y fijaos el desastre. Tengo una misión para el genio que se ha tragado esto y lo repite cual loro enjaulado enamorado de su dueño, el padrastro Estado –ya saben que una mentira repetida mil veces al final se convierte en verdad para los miopes– Ese genio que piensa que vivimos en el capitalismo salvaje y en el libertinaje económico, bancario y financiero, le reto que trate mañana de ir al Registro Mercantil y que abra su propio banco. Sí, un banco. Si viviéramos en libertad económica y en capitalismo de verdad, debería ser tan sencillo como abrir una tienda de zapatos. Pero no lo es, ¿a que no? Si no lo es ni para abrir un pobre negocio de serigrafía, de consultoría o de cualquier otra índole que no sea “sector estratégico”, estratégico para los listos mercantilistas que temen al capitalismo de libre mercado porque entonces tendrían de verdad que competir en igualdad de condicionales legales que el resto de profesionales de ese sector. Esos permisos y tasas, y más permisos y más tasas, y reuniones con los capos gubernamentales del Banco Nacional esto… si te reciben -a menos que formes parte del círculo de gestores estatales o de amigos de los gestores estatales- ¿acaso eso es libre mercado? O acaso representan todo lo contrario, son los resultados de la hiperregulación del sector bancario donde no respira ni un cero sin que lo sepan los gestores estatales de turno, o sea el Estado. Vamos, en definitiva, el que saca estas reglas y muchas más, tantas que en España cada año se publican normas por cuantía de nada menos que UN MILLÓN, sí, sí, lo han leído bien, UN MILLÓN, de páginas de nueva normativa, de nueva legislación a llevar sobre nuestras espaldas. No señores, vayan al DRAE y consulten la definición de lo que significa libre para que entiendan que vivimos en un sistema NO LIBRE, ANTI LIBRE que no nos deja la facultad para obrar o no obrar a cada persona.

Vayamos más adelante, pues. Es que dicen algunos que atacan las propuestas del P-LIB que la crisis también se debe a la privatización pero su racionamiento ya no da para más, porque si se hubiesen molestado en conocer un poco más sobre el P-LIB habría aprendido unas cuantas cositas más sobre economía antes de ponerse a recitar los mantras tan bien inculcados -ya desde la escuela hasta la máquina de café de la empresa sobre el “cruel capitalista explotador que osa arriesgarlo todo para generar riqueza para él/ella y su familia, menud@ jeta, haberse visto, quieres ser ric@, vivir bien y brindarles a los suyos un mejor futuro a la vez que crea puestos de trabajo”– Y habrían comprendido que, por ejemplo, en el capitalismo de libre mercado, que es el modelo de los liberales libertarios, las privatizaciones necesitan de liberalización del sector en cuestión. Para que nos entendamos: las privatizaciones de los intervencionistas del PPSOE se hicieron siguiendo el patrón del modelo de mercantilismo, no de capitalismo de libre mercado. El mercantilismo se basa justamente en una gran regulación por parte de una élite política entremezclada con la élite económica de regímenes anteriores y con algunos trepas dispuestos a jugar el mismo juego de los chantajes, dossiers y compra de voluntades o de normas a su favor. Ah que os suena, verdad… igualito que nuestra España, esta España nuestra cada vez más colectivista y más de capa caída, véase el auge del populismo barato de Podemos. Pero volvamos al tema, si se hubiese leído el programa del P-LIB o sus comunicados sobre economía, habrían aprendido que:

1. se debe liberalizar, es decir abrir un sector, fuera hiperregulación, permitir a cualquier ciudadano abrirse un negocio en ese sector;

2. una vez abierto es decir liberalizado el sector -también se puede hacer a la vez-, en estas condiciones se privatiza lo que queda de empresas estatales en ese sector.

Insisto: privatizar a lo Aznar, con el cuaderno azul, o sea a lo mercantilista, no a lo capitalista de libre mercado nos lleva a la creación de cotos cerrados de poder, de oligopolios y muchas veces monopolios que nos mantienen cautivos a los consumidores, clientes, trabajadores, emprendedores, familias.

3. Hay formas y formas de hacerlo y que funcione. Por ejemplo,  sacándolo a bolsa o constituyendo un fondo privado con todas esas empresas públicas y repartiendo el número igual de acciones a cada ciudadano para que cada uno decida si vende su parte de esas empresas antiguamente estatales o se las queda como inversión. Es una herramienta muy útil que algunos países del Este de Europa aplicaron para privatizar las empresas estatales tras librarse del comunismo.

Vayamos más allá, uy… que nos privatizan la educación y la sanidad dejando a los niños pobres sin educación y a la gente sin recursos sin sanidad para morirse por las calles, malvados capitalistas libertarios. Como si yo me levanto por la mañana, preparo a mi hija para el cole y sólo con pensar que con la implementación del capitalismo de libre mercado me encontraré a la puerta de mi casa a unos cuantos pobres enfermos arrastrándose por el suelo, me da un subidón que me hace feliz todo el día. Vuelvo a invitar a esos “genios” a repasar las propuestas del P-LIB que son propuestas repito implementadas con gran éxito en países como Suecia, Singapur, Kong Kong, Nueva Zelanda o la cercana Suiza donde lejos de haber hordas de niños sin educación o pobres muriéndose por las calles, cada vez la calidad educativa y sanitaria es mayor y los precios más competitivos. Y todo ello se obtiene devolviendo a la sociedad civil el control sobre tales aspectos esenciales de sus vidas como es la educación y la sanidad. Si tan utópicas son, entonces por qué el cheque escolar es un exitazo en países como Suecia y todos los niños tienen acceso a la educación privada. Y con la sanidad pasa lo mismo. Todo el mundo está de acuerdo que la sanidad suiza es de las mejores del mundo igual que la de Andorra por ejemplo que conozco personalmente. Pues bien es sanidad privada en el primer caso y la segunda gestionada de forma privada para todos. allí no hay sanidad gestionada por el Estado como en España y todo hijo de vecino se permite pagar su seguro médico privado o en el caso andorrano la contribución a la CASS y el ministerio sólo le pone a disposición un orientador que le explique cuáles son las opciones de los servicios sanitarios privados. Recordemos, repetid conmigo, la palabra clave es LIBRE, PRIVADO no, REGULADO, ESTATAL. Habéis visto enfermos tirados por las calles en Suiza, Andorra… yo desde luego cuando estuve allí no vi ni uno. Para qué le interesaría a las empresas, fundaciones y cooperativas de la sanidad privada suiza ofrecer tratamientos mediocres y ponerles altos precios a sus servicios cuando su objetivo es asegurar la continuidad de su negocio, ganar dinero, sí ganar dinero y a ser posible mucho, dar beneficio a fin de año a sus inversores, o sea propietarios muchos de los cuales seguramente trabajen en el propio negocio sanitario y necesiten cobrar su sueldo a final de mes. O acaso el objetivo de un negocio privado, sea en el sector médico o en el de camisetas es el de ahuyentar a los clientes. Y ciñéndonos al ejemplo que nos ocupa, para qué querría una hospital privada ahuyentar a sus pacientes dándoles servicios malos y caros, o negándose sistemáticamente a tratarles cuando lo que le interesa es incrementar su clientela igual que hace el panadero o el frutero. Dudo que quieran que sus clientes pacientes salgan echando pestes del servicio y vayan a buscarse otra clínica, otro médico. Para qué van a querer matar a sus pacientes cuando pueden ganar mucho más teniéndoles más tiempo de clientes, teniéndoles contentos y que éstos recomienden un seguro, un servicio médico, un doctor sobre otro a sus familiares, amigos y conocidos. Pero qué ideas tienen estos libertarios, eso del sentido común ya no se lleva… hoy el trending topic es cómo consigo que el Estado me arroje una migaja de más que al vecino y sobre todo que le quite al vecino más que a mí. Aquí todo el mundo a tragar con la sanidad estatal, que ya se encargan los gestores estatales y los funcionarios de ser los únicos que tienen libertad de elección, eligiendo como no,  en gran medida  -90% de ellos- irse al seguro privado de salud, y no a la sanidad pública envuelta en el manto de las mareas blancas de turno.

Uy… que nos quedamos en la calle sin una pensión estatal, sin un seguro del desempleo con estas ideas utópicas del P-LIB además de que son imposibles de aplicar en la vida real, en nuestra sociedad hoy por hoy. Veamos a ver: los países más prósperos del mundo -Chile, Corea del Sur, Suecia ya está transitando al modelo de capitalización tras haber implementado un primer tramo de este modelo salvajemente capitalista libertario, resulta que pasaron a modelos de capitalización individualizada de las pensión lo que supone que cada uno cotiza mes a mes para sí mismo, y no se lo lleva el Estado para gastarlo ni en las pensiones de los actuales pensionistas, ni a meterlos en deuda pública donde actualmente reside casi la totalidad de la hucha de las pensiones públicas en España, o sea en humo. Y hasta dictaduras como la China llevan ya desde la década desde los ’90 aplicando sucesivas reformas de planes mixtos para transitar hacia el utópico sistema de capitalización de las pensiones que propone el P-LIB a los españoles hoy. Y qué me dicen del paro,  que estos libertarios “desalmados” quieren acabar con el paro público y reemplazarlo por una cuenta de ahorro individual. Menuda utopía, tanto que Austria la implementó y su modelo conocido en términos populares como “mochila austriaca” no sólo que permitió a los trabajadores aspirar a cobrar un paro infinitamente superior y de mayor duración en función de lo cotizado y no de la voluntad política de turno; sino que les permite hasta tomarse años sabáticos de vez en cuando si desean gracias al fondo acumulado; o cobrar paro tanto si es despedido, como si deja la empresa por su propia voluntad; y de repente les convierten no en parias del mercado laboral si son despedidos y en un potencial costes alto para la empresa, sino en un atractivo pues su cuenta de ahorro individual les acompaña a la nueva empresa donde se van. Y qué cosas tiene eso de dejarle libertad a la gente de cotizar a su propio fondo y a la empresa de contratar, pues resulta que en Austria ahora la tasa de paro es del 4,7 % y el paro juvenil menos de 9 puntos como consecuencia de reformas propias de un libre mercado laboral, en vez de uno intervenido y asfixiado de regulaciones e impuestos.

Así pues, juzguen Uds. mismos si son utópicas las propuestas del P-LIB o valientes, visionarias y ancladas de verdad en el presente y en el futuro, y no en el pasado como los adictos al Estado y a los modelos totalitarios y colectivistas de sociedades oprimidas en vez de sociedad de hombres y mujeres libres y prósperos.

A las pruebas me remito: datos reales de gente real que viven en sociedades prósperas gracias a la libertad y a la reducción y muchas veces la eliminación de muchas de las regulaciones estúpidas y absurdas que a los españoles nos mantienen esclavos hoy en el HiperEstado socialdemócrata.

Libertad vs Hiperregulación

Mercado labora libre vs Mercado Laboral intervenido

Consultar aquí los gráficos en gran resolución.

Y reflexionen sobre lo que decía la filósofa y una de las mentes más brillantes y visionarias de la segunda mitad del siglo XX, Ayn Rand:

“Cuando adviertas que para producir necesitas la autorización de quienes no producen nada; cuando compruebes que el dinero fluye hacia quienes trafican no con bienes sino con favores; cuando percibas que muchos se hacen ricos por el soborno y las influencias más que por el trabajo, y que las leyes no te protegen contra ellos, sino que, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra ti; cuando repares que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un sacrificio personal, entonces podrás afirmar sin temor a equivocarte que tu sociedad está condenada.”

Share

El bueno y el malo

Socialismo y Capitalismo

Hoy hablaré del cuento universal, el del bueno y el malo. En España y en gran parte del resto del mundo con la implementación del llamado modelo del Estado del Bienestar -que ya estamos viendo que en realidad es el bienestar del Estado y el malestar de la gente- se nos ha ido repitiendo como el mantra de todos los días a quién debemos admirar, aspirar a parecernos, el arquetipo del bueno. Y a quién debemos aborrecer, despreciar, insultar, castigar y evitar por todos los medios acabar convertidos en él, al arquetipo del malo. Estos dos arquetipos subyacen en todos los ámbitos de interacción humana actual: en casi toda la educación; en los medios de comunicación, en los cuentos e historias de gran tirada pública y en la densa malla de normas que nos han dado y en parte nos hemos dado como sociedad estos últimos treinta años.

Socialismo y Capitalismo

Hablemos del arquetipo del Bueno:

1. No cuestionar demasiado las cosas. Es un ejercicio cerebral que daña la salud. Abrazar la ignorancia y mejor aún, el conformismo hasta diluirse en la gran masa social. Es más cómodo y ayuda a no meterse en problemas.

2. Estudiar mucho aplicando el punto número 1. La memorización ha de ser herramienta esencial en su formación. Y aspirar a un puesto seguro de por vida, inamovible y a ser posible sin necesidad reciclarse una vez en el mundo laboral.


3. Tener vocación de auto-sacrificio, del servicio al otro, aunque ello signifique abandonarse a sí mism@. Y desde luego, sin cuestionar la utilidad del auto-sacrificio, sus resultados y en realidad el propio sentimiento de desecho a la vez que ser capaz de alimentar la pose hipócrita del sacrificio cuando en realidad no hay tal cosa y siempre se recibe algo a cambio aunque sea a nivel anímico.

4. No inventar, no destacar entre sus pares, no ser competitiv@. Es malo para ser aceptad@ por los demás, puede perjudicar su entrada en la tribu del cole, de la uni o de la máquina de café en el trabajo.

5. Tener aversión al riesgo. Preferir siempre lo seguro aunque sea poco, malo, inflexible, aburrido. Es preferible a ser valiente, innovador, a tomar las riendas de la vida ya que estrellarse forma parte de esta otra forma de vivir.

6. Ser envidios@ y mirar de reojo al vecino porque tiene más que un@ mism@. Cómo es posible que osara a emprender en vez de opositar o mejor aún, hacerse asesor del Estado. Exigir junto a la tribu de los “buenos” que al rico hay que aplastarle, quitarle toda la fortuna y repartirla entre los integrantes “buenos”. Ah y lógicamente esperar que una vez se le haya quitado, que siga emprendiendo, arriesgándose, trabajando como un descosido por el bien común.


Y ahora, hablemos del arquetipo del Malo, malísimo:

1. Tocar las narices, cuestionar lo todo y sobre todo el orden preestablecido de las cosas. Investigar y analizar sin descanso. Empeñarse en conocer mucho más de lo imprescindible en su toma de decisiones. Vamos, el cuyo cerebro no descansa porque no se cansa del conocimiento aunque ello le suponga el no ser el más cool de la clase o la top del top de la ofi.

2. Estudiar y entender lo que estudia, poco o mucho. Prestar atención, cuestionar en más de una ocasión la información de una asignatura que considera errónea o que es insatisfactoria. Y aspirar a ver mundo, trabajar con gente de todos los rincones del planeta, montar no uno sino varios proyectos empresariales a lo largo de su vida y seguir aprendiendo hasta el día en que tenga que abandonar el mundo.

3. Ser individualista, es decir comprender la importancia de ser un@ mism@. Ser consciente de su valía y de que antes ha de valorarse a sí mism@ si realmente espera que otros le valoren a su vez. Ser compasiv@, solidari@ y consciente de sus elecciones en la vida y en la sociedad. Cooperar sin iniciar violencia contra otro y defender su visión de la vida sin coaccionar a otros.  Sentirse bien, disfrutando sól@ de un enorme bocadillo recién comprado o regalándole el trozo que decida al sin techo que se acaba de cruzar en la calle: decisión unilateral y consciente y no porque lo diga el agente de policía de la esquina.

4. Inventar, Destacar entre sus pares, ser competitiv@. Pensar y considerar que de la competencia nace la excelencia, cuando en verdad, el resto de la sociedad le dice que sólo el Estado y los ministerios fomentan lo bueno para la vida en sociedad. Asumir que será el paria, el friki -término coloquial para referirse a una persona cuyas aficiones, comportamiento o vestuario no son los convencionales, lo de la mayoría.-; muy menudo geek o amigo de geeks -término que se utiliza para referirse a la persona fascinada por la tecnología y la informática.-  aceptad@ sólo por otros frikis y geeks, esa minoría despreciable de los “malos”. Sí, esos malos que la gente de “bien” no comprende, y que a lo largo de la historia tuvieron la osadía de impulsar a la humanidad hacia nuevos horizontes, sacándola de la ignorancia y trayéndola hacia la luz gracias a grandes descubrimientos científicos, médicos, culturales, sociales, políticos acabando con hambrunas, enfermedades mortales, esclavitud, machismo y ofreciendo al ser humano y a la sociedad en su conjunto más y mejores artilugios para vivir ayudarles en la construcción de empresas -término que se utiliza para referirse a la acción o tarea que entraña dificultad y cuya ejecución requiere decisión y esfuerzo.-


5. Arriesgarse para ganar y muchas veces también para perder. Lanzarse a nuevos descubrimientos, nuevas empresas y no estarse quieto, arropado por el manto del Estado año tras año hasta el final de sus días. Aspirar a mejorar lo que se tiene, sabiendo que para ello hay que arriesgarse y con total seguridad perder más de una batalla. Buscar lo desconocido, no contentarse con lo menos malo pero seguro. Aprender del pasado y vivir el presente con una buena dosis de aspiraciones futuristas en él.

6. Ser feliz cuando al vecino le vaya bien y se haga rico. Alegrarse por el éxito de otro cuando se lo ha ganado con su esfuerzo, arriesgando lo que tenía para impulsar su propia empresa y sin esperar que otros le den nada. Ponerse triste al pasar por la calle y ver que otro negocio se ha ido a pique cerrando y dejando en la estacada al emprendedor, a su familia, trabajadores y proveedores. Indignarse al ver que hay siempre un actor en el drama de la ruina que acaba ganando cuando todos los demás están perdiendo: el Estado con su Hacienda. Y rebelarse cuando éste último pretende rematar el empresario persiguiéndole con burocracias, multas y más tasas cada una más costosa y absurda que la anterior hasta dejarle exhausto y empujarle al extrarradio social.

Share

Derribo del Muro. Derribo ético y moral del comunismo para cuándo

Hoy en el 25 aniversario del derribo del Muro de Berlín, mi reflexión personal, que obviamente parte de mi propia experiencia y vida bajo la dictadura comunista, es la siguiente: las más de cien millones de víctimas mortales, mas las miles de millones de víctimas en vida a día de hoy en los diferentes regímenes totalitarios de corte comunista que siguen hoy, se deben en parte al no haber condenado moral, éticamente la ideología socialista y particularmente su faceta extrema, el comunismo. Igual que se condenó al nazismo y a sus derivados: el fascismo, el falangismo aquí en España, la comunidad internacional, especialmente la comunidad occidental les ha fallado, nos ha fallado, a todas estas personas, a todas estas vidas perdidas y aplastadas por la implacable bota marxista de los dictadores del siglo XX y de los aspirantes a dictadores del siglo XXI, un Iglesias, un Monedero, incluidos. Siempre lo dije y obviamente hoy queda demostrado que en verdad el sistema socialdemócrata, al menos a ojos de alguien como yo que vivió la peor aplicación del socialismo, el comunismo, en su propia carne, es la versión más amable, esa versión de guantes de seda de la dictadura comunista. Ello creo que debería hacer reflexionar a muchos occidentales para que puedan comprender por qué una España, una Grecia, una Francia son terreno abonado para el revival de movimientos totalitarios en pleno siglo XXI, en plena era de las nuevas tecnologías y libre circulación de la información y el empoderamiento del individuo.


Derrumbe del muro de Berlín

Esa educación, esa cultura socialdemócrata financiado con burbujas, deuda y servida en grandes dosis a toda la sociedad civil occidental durante décadas, encuentra ahora el terreno perfecto para el proyecto de dictadura comunista que nos tiene preparado el creador de Ahora Podemos, Monedero. La vuelta al pasado totalitario, esta vez de corte marxista. como el que Podemos busca implementar en España con la connivencia cuando no hasta el beneplácito y el apoyo más discreto o más evidente de los principales actores políticos que llevaron al país a la actual ruina en primer lugar, es ahora pan y circo político de cada día. O acaso alguien se cree de verdad que Pablo Iglesias y Cía salen en prime time televisivo por su cara… o su retórica populista; o que sus trending topics en Internet y su séquito de círculos 2.0 à la última en optimización, web design y apps pijo-progres aparecen por cortesía de la varita de Harry Potter, y como resultado del apoyo económico que tienen detrás. Que sí, que nos consta que las hordas izquierdistas, sin oficio ni beneficio más que el de buscar vías para saquear al currante de turno, al emprendedor, al creador de riqueza, suelen estar dispuestas a echar horas y horas en las redes en pro de la causa, pero ni por esas, se conseguirían los índices de audiencia y expansión que Podemos consigue sin grandes fuentes de apoyo económico directo o en especie. Y tod@s sabemos que en este país, no se mueve y no entra nada de gran calibre que no esté primero sancionado por el aparato estatal de turno, aunque sea sólo por simples motivos de seguridad y control, algo de lo que siempre alardean en eso que llaman España, ese Estado de derecho…


Definitivamente, España tiene dos opciones hoy: levantar su propio muro de Berlín, algo que se les da bien a los Podemos en todas partes, para alienar a la persona y hacerla sentirse inútil, irresponsable, asustada y dependiente de las migajas repartidas por el ministro planificador de turno, en cuyo caso España no será país para los libres, no será país para los prósperos, no será país para las personas, no será país para los niños, pues muy pronto tendrán que madurar igual que nos pasó a quienes nacimos y nos criamos en una dictadura comunista; y dos, optar por una verdadera revolución liberadora de la persona, apostar por desratizar todas las instituciones ya carcomidas por la plaga de termitas nacional socialistas, primero, socialdemócratas, socialistas y próximamente comunistas. Y será el camino más rompedor, novedoso, pero el único que nos queda si queremos de verdad aspirar a construir después unas instituciones civiles más acordes al siglo de las nuevas tecnologías, de los avances y desarrollos científicos, sociales, culturales más punteros, y de los modelos políticos más evolucionados de profunda democracia participativa emulando a una Suiza, una Nueva Zelanda, y no a la Venezuela de Maduro o a la Corea del Norte de Kim Jong-un.


A quienes buscáis el camino de los libres, de los responsables, de los de la conciencia humana despierta, de los del uso de la razón, a quienes aspiráis a convertir nuestro país en la Suiza, la Nueva Zelanda del la península ibérica, os invito a sumaros al único proyecto político en España que ofrece este camino, os invito conocer al P-LIB, el partido de la gente productiva, de los creadores de valor, de la gente de la mente y del sentir y el respeto de la diversidad, por la persona. Es hora de dar un paso adelante, es hora de recuperar nuestra libertad, nuestro propiedad, en definitiva de recuperar nuestra vida.

¡Feliz derrumbe del Muro de Berlín! Toca aplicarle al socialismo empezando por su versión más perversa, el comunismo, el mismo juicio moral y ético al que hacía referencia al principio de estas reflexiones: el destierro moral, ético y cultural que le aplicamos al nazismo. Ya va siendo hora. Ya va siendo hora que muchos más se lean el Libro Negro del Comunismo, y menos el Libro Rojo de Mao, o el Capital de Marx.

Share